miércoles, 2 de febrero de 2011

Base militar de transmisiones.

Un paseo por Teruel III

Seguimos nuestras andanzas por tierras turolenses, sin prisa pero sin pausa. Esta vez vamos a ver una base militar de radares de los años 70 que quedo abandonada hace mas de diez años y que os podéis imaginar el estado en el que se encuentra.
Para acceder al lugar lo hacemos por una estrecha carretera llena de curvas entre montañas que asciende hasta la cima donde se encuentra  situada la base. Unos 1580 metros sobre el nivel del mar, según he leído. No son mas de diez kilómetros hasta llegar al lugar que resultan infernales, debido a la inclinación del terreno y a la lentitud a la que subimos y un servidor se preguntaba si valdría la pena mientras revisaba cada nuevo recodo del camino en busca de la cima.



Una vez arriba no dejan de sorprendernos las gigantescas antenas que aun se conservan. Ya dentro podemos comprobar que alguna de estas antenas ha sido desmantelada y otra esta cortada y tirada por el suelo. El lugar esta completamente vacío y los vándalos... digamos que se han quedado a gusto, como siempre.








   Como ya se intuía, el lugar no ofrecía gran cosa a parte de las antenas, explorando un poco solo encontramos edificios completamente diáfanos, destrozados y llenos de pintadas. Llama la atención la sala de generadores donde aun quedaban partes de los motores y la maquinaria.
Pese a ser una base abandonada había un repetidor de Protección Civil aun en funcionamiento. Además había también un helipuerto, un campo de fútbol y poco mas que valga la pena mencionar, a pesar de ello nos fuimos bastante satisfechos, aunque echando de menos el poder encontrar algún detalle mas que fotografiar.

























Bajamos de nuevo por la renombrada carretera, esta vez con mas ganas, para buscar un sitio donde comernos el bocata de rigor, tomarnos un café y planificar el camino para llegar al lugar donde pasaremos la noche antes de nuestra ultima visita a la mañana siguiente.
Ya hemos salido de Teruel y esta vez avanzamos dirección sur por una autovía de sobra conocida de un anterior viaje, por ello y puesto que aun quedan algunas horas de luz decidimos buscar una fabrica de piensos que encontramos en aquella ocasión y que no se pudo ver.













                                                                                                    
Se trataba de una granja de cría y engorde de ganado y que además contaba con un edifico de oficinas y dos pequeños laboratorios, uno supongo para practicas veterinarias y otro para control de aditivos para los piensos que se fabricaban también en este mismo sitio, que, aunque interesante, no tenia demasiado encanto, ya que eran unas instalaciones relativamente nuevas y abandonadas hace apenas un par de años. Después de recorrer el lugar, montamos en el coche y esta vez si nos vamos en busca de donde pasar la noche, a medio camino entre nuestras casas y los abandonos que acabamos de ver pero muy cerca del ultimo objetivo planificado del viaje.

5 comentarios:

  1. Tengo ganas de pasarme por esos sitios. Los radares y el palacio los conocía de segunda mano.

    Sobre todo el palacio parece uno de esos sitios que por muy "trashed" que estén siempre van a dar juego con la cámara.

    ResponderEliminar
  2. Como le gustaria a mi camara ir a ese palacio!!!Es genial,grandes fotos tio!Y muy buenos reportages!

    ResponderEliminar
  3. Gracias a vosotros por leer el blog.

    ResponderEliminar
  4. PERDONAR ME ENCANTARIA IR A HACER FOTOS...
    COMO LLEGO HASTA AHÍ?

    ResponderEliminar
  5. Disculpanos amigo pero no solemos revelar las ubicaciones de los abandonos a desconocidos para evitar saqueos o vandalismo, no es nada personal. aun asi te puedo decir que los lugares de esta entrada son muy sencillos de localizar con un buscador.

    ResponderEliminar

Deja tu opinión